.

Infancia en condena

Por Lic. Diana Silva

La infancia se caracteriza por ser una etapa del desarrollo clave, en la cual se estructura la mente, es decir, aprendemos a relacionarnos de cierta manera, nuestro entorno nos da información acerca de nosotros mismos, hacemos las distinciones necesarias para nuestra vida cotidiana y nos adaptamos a nuestro contexto. Y es justamente el contexto el que puede ser muy distinto para unos y para otros.

Los adultos alrededor de los niños, principalmente los padres, son los encargados de propiciar las condiciones para que esta infancia sea vivida de la mejor manera, brindando las condiciones económicas, sociales, afectivas, educativas etc.

Lamentablemente cuando un familiar del contexto inmediato de un niño o niña vive en situación de cárcel, las condiciones para este niño o niña se ven modificadas o más bien limitadas, entendiendo que ahora la situación de cárcel implicará muchos de los recursos económicos de la familia, tiempo, desgaste emocional y cambiara por completo la rutina de la familia. En muchas ocasiones hay ruptura familiar y por las mismas limitaciones las y los niños dejan la escuela volviéndose un sector muy vulnerable a situaciones de riesgo.

Independientemente de la culpabilidad o no de la persona en prisión, hay alguien más que esta  condenado, hay alguien más que pagará las consecuencias, la infancia de las y los niños se verá afectada y tendrá repercusiones a largo plazo. Es menester ayudar a este sector vulnerado, rescatar la infancia y propiciar condiciones dignas para el bienestar de las y los niños de nuestro estado. Es por eso que Renace A.C. busca mejorar las condiciones de las y los niños que se encuentran en estos contextos, apostando siempre por la educación y el desarrollo de habilidades.