.

Trayectoria

 

Iniciamos actividades el primero de septiembre de 1994 en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. El patronato fundador se dedicó a defender personas injustamente encarceladas de escasos recursos económicos.

En 1997 creamos el programa de Reinserción Social. Su objetivo consistió en brindar tratamiento psicológico y apoyo a los beneficiarios que recuperaban su libertad, así como también a sus familias. Posteriormente firmamos un convenio de colaboración con Fundación Telmex y el Gobierno del Estado de Nuevo León para otorgar fianzas sin costo.

Desde el 2001, nos hemos dado a la tarea de transformar el sistema de justicia penal en México. En el 2004, Nuevo León se convirtió en la primera entidad en contar con juicios orales. Ese mismo año, se firmó un convenio con el Gobierno y la Secretaria de Seguridad Pública de Nuevo León, donde nos convertimos en una instancia de apoyo al sistema de justicia, realizando acciones de vigilancia y supervisión en los casos donde la autoridad judicial decretaba la suspensión de un proceso penal a prueba, lo que favoreció la reparación del daño y la disminución de la sobrepoblación penitenciaria.

Dos años después, integramos la Red Nacional a favor de los Juicios Orales y el Debido Proceso. Logramos la aprobación de la iniciativa de la reforma constitucional del 2008 en materia de seguridad y justicia. Además de la coordinación de la Red, llevamos a cabo acciones de monitoreo y evaluación de la implementación del nuevo sistema a través del Observatorio Ciudadano de la Justicia.

En el mes de noviembre del año 2012 iniciamos un proyecto paralelo en San Luis Potosí, con la idea de replicar el modelo que se ha logrado consolidar en Monterrey. El modelo Renace requiere ser impulsado en distintas regiones del país, con sus particularidades y sus especificidades, pero fundamentado en la misión y la visión que nos rige.

Actualmente se está iniciando la operación del proyecto del Observatorio Ciudadano de la Justicia para la reforma penal en este estado, que iniciará en 2014 en el municipio de Matehuala.

En este año de trabajo, se han firmado convenios de colaboración con la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, con la Universidad de Matehuala, con la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, con la Secretaría de Seguridad Pública, la Dirección General de Prevención y Readaptación Social y el Municipio de la Capital del Estado.

Hoy en día, nuestros principios rectores son mejorar el sistema de justicia y apoyar la reinserción social, laboral y académica de las personas que han sido privadas de su libertad.